Qué hacer en caso de incendio. Urgente

Esto es lo que tienes que hacer en caso de incendio:

  1. Localiza el origen del incendio.
  2. Llama al 112. ☎️
  3. Busca las posibles vías de escape.
  4. Intenta apagarlo solo si es un incendio pequeño.
    1. Conserva la calma y, si es posible, corta las llaves de electricidad y gas.
    2. Sitúate siempre entre el fuego y la vía de escape.
    3. No uses agua si el incendio está próximo a los enchufes o llaves de la luz. Tampoco si lo que arde es aceite, gasolina o algún otro líquido inflamable.
    4. Si es posible, aleja los productos inflamables del origen del incendio.
  5. No te arriesgues, si no puedes apagarlo, abandona el lugar dejando puertas y ventanas cerradas.
    1. No utilices el ascensor. Baja por las escaleras.
    2. Gatea si hay mucho humo. Tápate la boca y la nariz con una tela.
    3. No empujes ni bloquees el paso a otras personas.
    4. Aléjate hasta un lugar seguro.
  6. Si la vía de evacuación está llena de humo, busca un refugio seguro dentro del inmueble.
    1. Cierra puertas y ventanas.
    2. Utiliza toallas, mantas o ropa para tapar las rendijas de las puertas. Si están mojadas, mejor.
    3. Llama la atención por la ventana para que te vean y los equipos de rescate acudan.
  7. Si se incendia tu ropa, no corras. Túmbate en el suelo y rueda.
  8. Si es otra persona la que tiene la ropa ardiendo, tiéndelo en el suelo y cúbrelo con una manta. Aprieta hasta extinguir las llamas.
  9. Si empieza a arder el pelo, tapa la cabeza con un trapo húmedo lo más rápido posible.

No olvides avisar al 112 ante cualquier emergencia. No des por hecho que otros habrán llamado ya.

Qué hacer en caso de incendio en casa si no puedes salir

Debes conocer cómo reaccionar en casos de emergencia por si alguna vez ocurre un accidente en tu casa y se inicia un fuego. Si vives en un piso en altura, lo normal es que la única vía de evacuación sea la puerta de entrada (o con suerte alguna ventana o terraza para pasar a la casa del vecino). 

En estos casos, si el incendio se origina junto a la puerta, o en una de las habitaciones de paso, te resultará imposible salir sin poner en riesgo tu vida. ¿Qué debes hacer?

  • Llama al 112 para que acudan a rescatarte.
  • Cierra todas las puertas y ventanas de la casa.
  • Busca una habitación con ventana o sal a la terraza. Que se te pueda ver y rescatar desde el exterior.
  • Cierra la puerta y pon una manta en el suelo. También puedes usar camisetas, toallas o cualquier textil. Si está mojado, mejor.
  • Si tienes cinta adhesiva, sella las rendijas de la puerta.
  • Haz señales para que puedan verte desde la calle.
  • Mantén la calma y tranquiliza a los demás si no estás solo.
  • Si entra humo en la habitación, agáchate. El humo tiende hacia el techo.

Qué hacer si el fuego es en tu casa y puedes salir

En estos casos el objetivo es reportar la emergencia llamando al 112 y evacuar a las personas. Olvídate de tus objetos personales y de mascotas (tienen más desarrollado el instinto de supervivencia que los humanos).

Centra tu foco en salvar la vida y llegar a un lugar seguro, apartado del riesgo. Si hay que entrar a rescatar alguna mascota, lo harán los bomberos cuando lleguen.

Ten en cuenta las siguientes precauciones:

    • Si crees que no puedes controlar el incendio, no te hagas el héroe. Lo importante es que no haya que lamentar daños personales.
    • Cierra todas las puertas y ventanas que puedas. 
    • Si tienes acceso al automático de la luz y la llave de acceso general del gas, corta el suministro.
    • No te entretengas cogiendo nada. Es preferible que apartes los productos combustibles o inflamables que estén cerca del fuego.
    • Sal de casa y tira de la puerta. Si puedes, coge llaves para dárselas después a los bomberos.
  • Cuando estés fuera de peligro, llama al 112.
  • Bajo ningún concepto utilices el ascensor. 
  • Nunca subas hacia la azotea o pisos superiores. La evacuación debe ser siempre hacia la calle.
  • No bloquees las escaleras ni empujes a otras personas.
  • Deja libre la salida para no taponar la vía de evacuación.
  • Espera a los servicios de emergencia y déjales actuar. Colabora con ellos si te lo piden.

Qué hacer en caso de incendio en otro piso y la escalera está llena de humo

Si huele a humo, trata de confirmar que no es en tu casa. Si el incendio es en otro piso de tu bloque de viviendas, puede que te encuentres con que hay mucho humo en el rellano. ¿Qué debes hacer? 

Tienes que saber que en los incendios suele haber más víctimas y heridos por la inhalación de humo que los que sufren quemaduras graves. Si tratas de salir por la escalera con humo, tu vida corre un grave peligro.

En este caso, mantén la calma y sigue estas recomendaciones:

  • Quédate en casa. Es el lugar más seguro para ti y tu familia.
  • Llama al 112. No supongas que ya se ha dado la voz de alarma.
  • Sella todo lo posible la puerta principal. Con toallas mojadas en la parte de abajo y poniendo cinta adhesiva alrededor del cerco.
  • Cierra las ventanas para evitar generar corrientes. Evitarás la entrada de humo y podrás respirar con normalidad.
  • Asegúrate de que las personas que están abajo, en el exterior, te han visto. Avisarán a los bomberos de tu presencia en cuanto lleguen y pondrán los medios para rescatarte.
  • Mantén la calma.

Cómo prevenir los incendios

Desde luego que verse en una situación de emergencia como un incendio, no es algo deseable ni previsible. Sin embargo, está en tus manos prevenir para evitarlos. Veamos cómo:

  • No utilices ladrones para los enchufes sin homologar. 
  • No sobrecargues las tomas de corriente y regletas.
  • Nada de utilizar cables que tengan la cubierta pelada.
  • Evita fumar en lugares donde haya material o líquidos inflamables.
  • No tires colillas ni cerillas sin asegurarte de que están completamente apagados.
  • Asegúrate de que todos los que viven en tu hogar saben cuáles son las vías de evacuación y que entienden qué hacer en caso de incendio.
  • Si tienes niños pequeños, lo mejor es hacer un simulacro, como los que hacen en el colegio. Aprender con la práctica es más fácil y les generará menos ansiedad.
  • Aunque no es obligatorio, siempre es recomendable tener un pequeño extintor en casa.
  • Revisa periódicamente el funcionamiento de los detectores de incendio (si tienes un sistema de seguridad en casa).

Infórmate aquí sobre las soluciones de protección antiincendios que te ofrece Segurma. Proyectos individuales para viviendas, locales, naves industriales…

Tipos y clases de extintores: clasificación y su uso

Todo el mundo sabe lo que es un extintor. Lo que es menos conocido es que existen diferentes tipos en función de su capacidad, tipo de fuego que es capaz de apagar y cómo se usan.

Si bien un sistema de alarma con detector de incendios es capaz de avisarnos de esa emergencia, no la soluciona por si sola. El fuego, una vez detectado, hay que apagarlo. Para eso es ideal echar mano del extintor.

En edificios públicos, garajes, comunidades de vecinos, etc. los extintores son obligatorios.

Aunque en las viviendas particulares no tienes obligación de tenerlos, no está de más tener uno a mano para evitar que se propague y proteger tus bienes más preciados.

Qué es un extintor y cómo se usa

Vamos a empezar por la definición. Un extintor es un aparato autónomo que permite proyectar y dirigir un agente extintor sobre un fuego con el fin de extinguirlo en su fase inicial.

Debido a su tamaño reducido (para que sea portátil) tiene una capacidad limitada. Por ello, su uso está recomendado para la fase inicial de un fuego. Obviamente, no servirá si el fuego crece y se propaga. En ese caso, debes llamar a los bomberos y dejar el trabajo a los profesionales, con más conocimiento y mejores medios.

Los extintores sirven para realizar una acción rápida sobre un conato de incendio.

Pero no basta con tenerlos, los extintores, sean del tipo que sean, requieren mantenimiento periódico: hay que comprobar que no han sido manipulados, el precinto, estado de la manguera, de la carga, la presión, etc. 

¿Cómo se usa un extintor?

Es sencillo, puesto que requiere una acción rápida para evitar que el fuego se extienda. Estos son los pasos a seguir:

  1. Quita el precinto tirando de la anilla.
  2. Si estás en el exterior, sitúate de espaldas al viento para que no te salpique ni te ciegue el humo.
  3. Presiona la palanca manteniendo el extintor en posición vertical.
  4. Apunta a la base del fuego.
  5. Mueve en zigzag la manguera apuntando a la base.
  6. Ante la mínima duda de que puedas controlarlo, avisa a emergencias.

Ahora bien, no todos los extintores sirven para extinguir todo tipo de fuegos. Las clases de fuego tienen la siguiente clasificación según normativa europea:

  • Clase A: para tipos de combustible sólidos, como por ejemplo madera, papel, telas, …
  • Clase B: los fuegos procedentes de líquidos inflamables. Aquí se contemplan los combustibles, el aguarrás, queroseno, entre otros.
  • Clase C: gaseosos como el butano, propano, gas natural, etc.
  • Clase D: metálicos. Se da sobre todo en industria metalúrgica con lana de acero, aluminio en polvo y demás.
  • Clase E: los que se producen en equipos eléctricos o electrónicos.
  • Clase F o K: el que se produce con grasa de cocina.

Los extintores de polvo ABC son de los más populares, puesto que sirven para los fuegos de origen sólido, líquido y gaseoso. Pero vamos a ver en profundidad todos los tipos de extintor que hay.

Tipos de extintores por tamaño

Como te puedes imaginar, según su tamaño, el volumen varía y también su peso y manejabilidad. Si nos fijamos en el tamaño, podemos encontrar en el mercado extintores desde un solo kilogramo hasta los 100 Kg. 

  • Extintores de polvo: desde 1 Kg hasta los 9 Kg.
  • Extintores de agua: entre 1 y 12 Kg.
  • Extintores de CO₂: desde los 2 Kg hasta 10 Kg.
  • Extintores automáticos: ya pueden ser más pesados, desde los 6 Kg.
  • Extintores con ruedas: de mucha más capacidad, ideales para entornos industriales o cocinas profesionales. De 25, 50 o 100 Kg.

Estos son los portátiles, no consideramos los camiones cisterna, aunque en algunos entornos son obligatorios por la peligrosidad de los materiales con los que se trabaja.

Tipos de extintores por composición/componentes

Se puede hacer una clasificación atendiendo a la composición del agente extintor que contienen.

En este caso, los tipos de extintores que encontrarás son:

Tipo de Extintor Tipo de Fuego
A B C D E F
de agua X
espuma X X
polvo X X X X
CO₂ X X X X
acetato potásico X X X
compuestos halogenados X X X
específicos para metales X X

 

Tipos de extintores por uso

Dentro de la gran variedad de extintores portátiles disponibles, también se puede hacer una clasificación por su forma de uso. Aquí tienen cabida 3 tipos de extintores:

  • Extintores manuales: los que tienen un peso ligero, que puedes coger sin problemas y que se accionan manualmente. Los más habituales en entornos no industriales o profesionales.
  • Extintores automáticos: se colocan en la vertical del elemento susceptible de originar un fuego. Es decir, están en salas de máquinas y si hay riesgo moderado de incendio. Los puedes encontrar de polvo o de agua, según el tipo de fuego que deban apagar y saltan automáticamente cuando la temperatura de su sensor es mayor del límite establecido.
  • Extintores con ruedas: de polvo o de CO₂, se utilizan obviamente cuando el peso del extintor es un problema para manejarlo. Lo importante para la extinción es centrase en dirigir con la manguera el agente extintor a la base del fuego.

¿Qué extintor tener en casa o en tu negocio?

Como ya hemos aclarado, en España no es obligatorio tener extintores en las viviendas particulares. Sin embargo, no está de más velar por la seguridad de tus bienes y tu familia.

De hecho, los bomberos o miembros de protección civil los recomiendan sin dudar. Con especial atención en lugares con chimeneas o estufas de biocombustible.

Pero si vamos un paso más allá, no basta con tenerlo, también es fundamental elegir dónde se coloca. ¿Cuál es el sitio con mayor probabilidad de necesitarlo? 

Hay que pensar con estrategia, localiza los puntos de mayor riesgo. Donde se cocine con fuego, donde se almacenen productos inflamables (de bricolaje o limpieza), etc.

Y recuerda, que un sistema de alerta te ayudará a reaccionar, incluso si no estás tú en ese momento en la vivienda. En Segurma te asesoramos y vigilamos por ti.

 

Para qué sirven los detectores de humo y cómo funcionan

La elección de un detector de humo tiene más dificultad de lo que a priori pueda parecer. Es común verlos en lugares de pública concurrencia, hoteles, garajes e instalaciones industriales, aunque cada uno tiene diferentes fines. Igual que hay diferentes tipos de fuego, también hay diferentes dispositivos para detectarlos.

Profundicemos un poco más, esperando que te ayude con la elección.

Qué son los detectores de humo

Los detectores de humo son unos dispositivos electrónicos capaces de detectar la presencia de humo o de calor en el ambiente (según modelos). Cuando eso ocurre, activan una alarma para alertar de la presencia de fuego.

En los sistemas antiincendios más básicos, el detector de humo lleva una sirena integrada que da el aviso acústico. Pero si no estás en el inmueble, puedes no enterarte.

Sin embargo, lo más habitual y efectivo es que esté conectado a un sistema de seguridad que además de recibir la señal y activar la alarma, notifica de que hay una emergencia a los propietarios o la Central Receptora de Alarma (CRA), para que tomen las medidas necesarias. 

Si la CRA confirma que se trata de un incendio, dará aviso inmediato a los bomberos. En instalaciones industriales, lo más común es que además se activen los medios de extinción automáticos.

Cómo funcionan los detectores de humo

El funcionamiento dependerá del tipo de detector de humo que se trate. Ni todos detectan los mismos tipos de incendio, ni tienen la misma sensibilidad. Por eso su funcionamiento también es diferente.

Aquí tienes los distintos tipos de detectores de humo y una breve descripción de su funcionamiento:

  1. Detectores ópticos

Son los que detectan la presencia de humo en el ambiente a través de la luz. Más concretamente, tienen un emisor de luz y un receptor. En el momento en el que el humo interrumpe ese haz de luz se activa la alarma del detector.

Se clasifican en función del tipo de haz de luz con el que trabajan:

  • Detectores ópticos de rayo infrarrojo: son dos unidades independientes (emisor y receptor) y cubren espacios grandes.
  • Detectores ópticos puntuales: los más habituales, que has visto en hoteles, de un solo dispositivo. Con luz led.
  • Detectores ópticos de láser.

Los detectores ópticos están diseñados para fuegos con gran cantidad de humo negro y poca llama, como por ejemplo los que provocan los incendios en textiles de hogar (cortinas, mantas, etc.).

  • Detectores de humo iónicos

Estos detectores trabajan con un sensor en el interior de una cámara, donde el aire se mantiene ionizado. Cuando entra humo y pierde esa capacidad, se activa la alarma. 

Y resultan especialmente efectivos con incendios en los que el fuego se propaga rápidamente sin necesidad de que el humo no sea muy visible.

Se recomienda este tipo de detector de humo en almacenes y lugares donde se guarden productos químicos, aceites o grasas. 

  • Detectores térmicos

Actúan cuando la temperatura sube por encima del umbral que tengan configurado. En realidad no detecta humo, sino calor. Algo a tener en cuenta a la hora de elegir en qué casos usarlos y dónde situarlos.

  • Detectores de radiación 

Lo que miden estos dispositivos es la radiación electromagnética en distintas longitudes de onda. Contienen un material sensible que experimenta cambios al exponerse a la radiación y activa la alarma.

Como te puedes imaginar, tiene un uso muy específico en instalaciones industriales.

¿Dónde se deben colocar los detectores de humo?

El lugar más habitual para instalar los detectores de humo es en techos o en su defecto, en la zona más alta de las paredes. El motivo es sencillo: el humo (o el calor si el detector es térmico) tiende a ir hacia arriba. Cuanto antes se detecte, mayor seguridad para todo el mundo.

También hay que tener en cuenta el alcance que cubre cada modelo de detector y la distribución del inmueble para determinar el número de ellos necesario. Por ejemplo, los detectores ópticos puntuales suelen dar cobertura a 60 m². Suficiente para la mayoría de las estancias en viviendas, apartamentos y habitaciones de hotel.

¿Dónde son más necesarios los detectores de humo?

  • En las cocinas, el lugar donde se trabaja con fuego y hay mayor probabilidad de que ocurra un accidente de este tipo.
  • En todos los hogares, aunque no sea obligatorio, siempre es recomendable poder actuar cuando aún es un conato de incendio.
  • En los almacenes de cualquier negocio, donde se guarda el material y no está permanentemente vigilado.

Casi todo son ventajas a la hora de instalar detectores de humo. Estar prevenido para poder actuar de manera rápida y evitar que se propaga. 

El único inconveniente que puede tener es que la elección del tipo no sea la adecuada, o que su ubicación no sea idónea y salten continuamente falsas alarmas, lo que provoca inevitablemente malestar y al final una pérdida de interés que aumenta de manera paulatina con cada falsa alarma.

También es importante que si llevan baterías, se compruebe cada 6 meses que están cargadas. Además, requieren de mantenimiento y limpieza para asegurarse de que los sensores funcionen como deben.

Ahora que sabes para qué sirven los detectores de humo y la importancia que tienen, si quieres estar tranquilo y despreocuparte de verdad, lo mejor es que contactes con un experto. 

Deja que Segurma se encargue de buscar el lugar estratégico y de elegir el mejor sistema de seguridad para tu negocio o la mejor alarma para tu hogar. Además de la vigilancia las 24 horas del día, nos encargamos de su mantenimiento.  

VOST Euskadi y Segurma presentan la campaña “Yo #COProtegido”

El 70% de las víctimas por incendio en España se producen por fuegos originados en edificios de viviendas, algo que podría evitarse, según estiman la mayoría de estudios técnicos,  mediante la instalación de sistemas de detección de incendios.

Es por esto que la Asociación de Voluntarios Digitales de Emergencias de Euskadi (VOST Euskadi) ha propuesto a Segurma la participación en la iniciativa “Yo #COProtegido”, una campaña que pretende concienciar sobre el gran problema que supone la ausencia de regulación en materia de instalación de detectores de incendios. La alerta temprana en caso de incendio salva vidas ya que la mayoría de estos incendios se han producido mientras las víctimas dormían o se encontraban fuera de la habitación donde se ha originado el fuego.  Llamar al 112 es prioritario en caso de incendio, pero contar con un detector aumenta significativamente las posibilidades de supervivencia.

Para transmitir la importancia de contar con estos elementos en todos los hogares, durante los próximos meses ambas entidades difundiremos a través de Redes Sociales algunos consejos sobre prevención y concienciación; como parte de la campaña, además, hemos habilitado la página web http://coprotegido.com/ para recopilar todo el material de difusión, permitiendo también solicitar la compra de un detector de incendios autoinstalable a los usuarios que lo soliciten.

Como hemos mencionado antes, tanto Segurma como la  Asociación de Voluntarios Digitales de Emergencias de Euskadi (VOSTEUSKADI) hemos decidido implicar a los usuarios de Facebook y Twitter en nuestra campaña #COProtegido, y para ello durante los próximos meses vamos a sortear varios “kits” antiincendios para el hogar, compuestos por un detector de incendios autoinstalable y un pequeño extintor, entre los seguidores de ambas entidades. Podéis encontrar las bases legales del concurso en el siguiente enlace.

Como empresa de seguridad integral con más de treinta años de experiencia en el sector, hemos aprendido que la prevención es el mejor aliado para evitar víctimas.

Por todo esto, gracias a un detector de incendios, queremos que te sientas #COProtegido.

Guía de ayuda para evitar incendios forestales

Los incendios forestales son una de las mayores amenazas que se repiten cada verano. En Segurma, estando lejos de poder evitar estas tragedias, tenemos el fuerte compromiso de ayudar a las personas, por eso hoy desde nuestro blog queremos daros algunos consejos que os permitirán evitar los incendios forestales:

  • En caso de ir al campo, no pretendáis llegar a todas partes en coche o vehículo motorizado. El tubo de escape en contacto con matorrales secos puede provocar un incendio. En zonas forestales aparcar siempre el vehículo en zonas habilitadas para ello, o al menos en lugares alejados de pastos y matorral.
  • En los terrenos forestales no utilices desbrozadoras, motosierras, grupos de soldadura, amoladora o radial.
  • No encender nunca fuego en el campo, ni para quemar rastrojos o pastos, ni para utilizar barbacoas o fogatas, (ni tan siquiera en las áreas recreativas habilitadas a tal efecto). En la época de alto riesgo de incendios, del 1 de junio al 1 de noviembre, cualquier chispa puede dar lugar a un desastre.
  • No arrojes cerillas, colillas, cigarros u objetos en combustión al suelo. Tampoco papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material combustible.
  • En caso de encontraros con un vertedero o un punto de vertidos ilegales cercano a terrenos forestales aconsejamos avisar a las autoridades, ya que suelen ser focos de incendios forestales.
  • Cuando seamos testigos de un incendio debemos llamar inmediatamente al 112 –emergencias- o al 062 –Guardia Civil- y facilitarles indicaciones sobre la manera más rápida de llegar al incendio forestal.
  • En caso de vernos envueltos en un incendio forestal debemos intentar ir hasta un claro del bosque donde el fuego no pueda alcanzarnos, tratando así de alejarnos por las zonas laterales del incendio, las desprovistas de vegetación.
  • Si circulamos en coche debemos cerrar las ventanas e intentar salir fuera de la zona de peligro. Nunca hay que intentar escapar ladera arriba cuando el fuego ascienda, un cambio de dirección del viento durante un incendio forestal puede hacer que el fuego te rodee. Ve siempre en sentido contrario a la dirección el viento.
  • Las personas que se encuentran participando en labores de extinción de incendios forestales no deben trabajar aisladas, siempre deberán estar coordinadas y a las órdenes de las autoridades competentes. Recordad que si sois requeridos por las autoridades públicas para colaborar en la extinción del fuego, tenéis el deber de colaborar.

Cómo utilizar un extintor en caso de incendio

Hoy en día podemos encontramos extintores en casi todas las zonas comunes de las comunidades de propietarios, establecimientos y edificios públicos, pero ante una situación real de peligro, ¿sabríamos cómo utilizarlos?

Guía para utilizar un extintor en caso de incendio

La mayoría de los incendios pueden ser extinguidos en el mismo momento en que se producen si se tiene un extintor a mano, por lo que hoy os indicamos cómo se utiliza correctamente el extintor para sofocar el fuego de forma efectiva:

  1. Descolgar el extintor de la pared y dejarlo sobre el suelo en posición vertical.
  2. Estando apoyado el extintor en el suelo, inclinar ligeramente el depósito hacia delante y quitar el precinto de seguridad tirando de la anilla.
  3. Acercarse al fuego a una distancia prudencial.
  4. Presionar la palanca de accionamiento realizando una pequeña descarga de comprobación.
  5. Dirigir el chorro a la base de las llamas con movimiento de barrido horizontal.

No permitas que un pequeño incendio cause daños irreparables en tu casa o tu negocio. En Segurma te propondremos la mejor alternativa para tu caso atendiendo a tus necesidades específicas. ¿Tienes dudas?, te las resolvemos a través de nuestra página web, ¡no dudes en consultarnos!

Te llamamos una sola vez.

"*" señala los campos obligatorios

Nuestro horario de atención es de 9:00 h. a 17:30 h. de Lunes a Viernes.