Comparte este contenido

Diferencias entre una Cámara IP y CCTV

Segurma
Empresa de seguridad con más de 35 años de experiencia dentro del sector. Sistemas de alarma, antiincendios y soluciones de seguridad integral. Expertos en Tranquilidad.
Hace 10 meses
6 minutos

Contar con cámaras de seguridad, ya sean IP o mediante un CCTV, te aporta la tranquilidad de saber que es la forma más disuasoria para evitar robos, hurtos o comportamientos inadecuados. Simplemente por el hecho de que haya cámaras en tu edificio, centro comercial, local, vivienda o negocio, los amigos de lo ajeno se lo pensarán dos veces antes de actuar.

Sin embargo, no todas las cámaras de seguridad son iguales, y la primera duda que suele surgir al empezar es ¿qué es mejor, una cámara IP o contar con un CCTV? Descubre cómo funcionan, sus ventajas e inconvenientes y analiza la comparativa entre ambos sistemas

¿Qué es una cámara IP?

Una cámara IP (Internet Protocol, en inglés) es un dispositivo de vídeo con capacidad de conexión a una red de datos, generalmente a Internet o una red WiFi, que se utiliza para la transmisión de imágenes o vídeos.

Precisamente debido a esa capacidad de conexión a internet, las cámaras se pueden controlar desde otros dispositivos remotos con conexión a la red, como ordenadores o smartphones. Esto es lo que las hace ideales para la vigilancia y seguridad en hogares o negocios.

Consulta los accesorios de las alarmas de Segurma.

Ventajas e inconvenientes de una cámara IP

Como cualquier otro dispositivo en un sistema de seguridad, las cámaras IP tienen sus pros y sus contras. Así que vamos a analizarlos en una tabla comparativa.

✅ Ventajas

❌ Inconvenientes

Conexión a internet: lo que permite acceder a ellas desde cualquier lugar en el que se tenga una conexión a internet. Esto hace que sea más fácil monitorear el sistema de seguridad.

Coste: suelen ser más caras que las cámaras analógicas tradicionales.

Calidad de imagen: suelen tener una mejor calidad de imagen que las cámaras analógicas tradicionales. Además, algunas cámaras IP cuentan con capacidad de grabar en alta definición.

Dependencia de internet: las cámaras IP requieren de una conexión a internet para funcionar, lo que puede ser un problema si la conexión a internet falla o se interrumpe.

Fácil instalación: las cámaras IP son más fáciles de instalar que las cámaras analógicas, ya que no requieren de cables especiales ni de un sistema de grabación específico.

Vulnerabilidad a ciberataques: lo que puede poner en peligro la seguridad del sistema. Es importante asegurarse de que las cámaras estén protegidas con contraseñas seguras y actualizaciones regulares de software para reducir este riesgo.

Funciones avanzadas: según el modelo, las cámaras IP pueden contar con funciones avanzadas, como detección de movimiento, reconocimiento facial y alertas de seguridad. Estas funciones pueden ayudar a mejorar la seguridad del sistema.

Inhibidores de frecuencia: les afecta directamente interrumpiendo las comunicaciones, con lo que no es recomendable si la instalación se encuentra cerca de embajadas, edificios gubernamentales o de cuerpos de seguridad del estado.

¿Qué es un CCTV y cómo funciona?

Las sistemas de CCTV son cámaras de circuito cerrado de televisión (Closed Circuit Television, en inglés), que se utilizan para la videovigilancia y la seguridad en áreas públicas, comerciales y residenciales. Estas cámaras,  en lugar de transmitir las imágenes a través de una red de datos, almacenan los datos en un videograbador instalado físicamente en el mismo lugar que las cámaras.

Por lo tanto, un  CCTV es un sistema de vigilancia más complejo, que puede incluir monitores, grabadores de vídeo e incluso pueden estar centralizados para que sean supervisados permanentemente por personal de seguridad especializada. Los vídeos grabados por estas cámaras se pueden almacenar hasta 30 días -el máximo autorizado por ley- para su uso posterior en la investigación de delitos o en la toma de decisiones relacionadas con la seguridad.

Ventajas e inconvenientes de un sistema CCTV

En general, los sistemas CCTV son una opción popular para la videovigilancia y la seguridad debido a su  fiabilidad, aunque pueden tener limitaciones en cuanto a la complejidad de su instalación.

✅ Ventajas

❌ Inconvenientes

Fiabilidad: la transmisión va por cable, así que no dependen de una conexión a internet para funcionar.

Coste de instalación: la instalación de un sistema CCTV requiere de cableado, monitores, grabadores, etc.

Fácil mantenimiento: no requieren actualizaciones de software o configuraciones complejas.

Requiere personal especializado: tanto para el diseño, instalación, mantenimiento y supervisión.

Mayor seguridad: ante sabotajes (aviso inmediato a central o al personal de seguridad) o inhibidores de frecuencia, que no les afecta.

Limitaciones de ubicación: ya que las cámaras requieren de cables para la transmisión de imágenes.

Comparativa entre una cámara IP y un sistema CCTV

Una vez descritas por separado las cámaras IP y los sistemas CCTV con sus ventajas e inconvenientes, vamos a realizar una comparativa en términos de sus características más importantes:

  • Conectividad: las cámaras IP se pueden conectar a través de WiFi, mientras que los CCTV se conectan a través de cable.
  • Ubicación: las cámaras IP pueden colocarse en cualquier lugar donde haya una conexión a internet, mientras que los CCTV tienen limitaciones en cuanto a la distancia y la cantidad de cable necesario para su conexión.
  • Almacenamiento: las cámaras IP pueden almacenar imágenes en la nube o en un servidor remoto, mientras que laos CCTV requieren de un equipo grabador específico en local.
  • Coste: Los CCTV son generalmente más costosos que las cámaras IP,
  • Mantenimiento: las cámaras IP requieren actualizaciones de software y pueden ser vulnerables a ciberataques, mientras que los CCTV son más fáciles de mantener y no tienen estas preocupaciones de seguridad.

En resumen, las cámaras IP ofrecen una mejor calidad de imagen y una mayor accesibilidad remota. Los CCTV, por otro lado, son más seguros y fiables , pero tienen limitaciones en cuanto a costes y la ubicación.

Conclusión: ¿qué es mejor, una cámara IP o un CCTV?

No hay una respuesta definitiva a si es mejor una cámara IP o un CCTV, ya que ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas y la elección depende de las necesidades específicas del sistema de seguridad, del uso que se le vaya a dar y del edificio, negocio o vivienda a vigilar.

También debes tener en cuenta que es posible contratar cámaras de vigilancia y seguridad exteriores para poder proteger los alrededores de tu vivienda.

Si se busca una alta seguridad, con la máxima calidad de imagen y una fácil accesibilidad remota, en Segurma podemos ofrecerte ambas opciones.

En general, es importante evaluar las necesidades específicas del sistema de seguridad y hacer una elección informada en función de factores como el presupuesto, la ubicación y las características de la imagen que se necesitan.

Artículos relacionados

Hogar
Hace 10 meses

¿Qué es el método bumping y qué llaves se utilizan?

El método bumping es una técnica utilizada para abrir cerraduras sin necesidad de copia exacta de la llave de la puerta y se ha convertido en una preocupación de seguridad para muchas personas y empresas.
Alarma
Hace 10 meses

Poner una alarma en tu casa de alquiler | ¿Cómo hacerlo?

Vivir de alquiler en una casa o en un piso es una opción que muchas personas escogen. El que lo hace tiene claro que donde vive no es de su propiedad, por lo que algunas de las modificaciones que se hagan han de ser consultadas al propietario, que puede negarse a ello. Una de estas cuestiones puede ser la instalación de una alarma en la vivienda de alquiler.

Te llamamos una sola vez.

"*" señala los campos obligatorios

Nuestro horario de atención es de 9:00 h. a 17:30 h. de Lunes a Viernes.

Consentimiento*